Mantenerse en la nieve polvo … y no confiarse!

//Mantenerse en la nieve polvo … y no confiarse!

Mantenerse en la nieve polvo … y no confiarse!

Foto: Ignasi Farràs

Desde las nevadas de primeros de diciembre y especialmente desde Navidad, el presente invierno se está comportando con unas condiciones de nieve fría y ligera que todos firmaríamos tener cada invierno.

Además de la calidad de nieve, también cabe destacar el manto de nieve bastante estable que se ha ido estableciendo. Esto se debe a los siguientes factores:

– La base del manto es compacta en todas las orientaciones, con capas duras y sin niveles débiles persistentes, que otros inviernos típicamente nos preocupan mucho.

– Las nevadas se han sucedido de manera progresiva, con acumulaciones diarias no muy criticas: esto significa que durante la nevada sólo han habido pequeñas inestabilidades relacionadas con la nieve más reciente.

– El frío persistente a lo largo de tantos días ha mantenido la nieve muy fría y sin cohesión: esto hace que las posibles placas formadas pierdan densidad y contraste y por lo tanto se desactiven.

 

Pero también hay otros factores que hacen que ya no estamos tan tranquilos como días atrás:

– El enfriamiento del manto, justamente ha hecho evolucionar la nieve reciente a cristales más gruesos, angulosos y sin cohesión, las famosas facetas. También, en los días de humedad relativa elevada, se ha formado escarcha de superfície. Estos dos tipos de cristales han quedado tapados debajo la última nevada. La buena noticia es que esta nieve reciente, con las dos últimas noches frías y claras, también ha evolucionado a facetas. Manteniendo el conjunto de capas de nieve muy blandas y incohesiva, baja, polsarraca de escándalo!

 

– El viento moderado de componente oeste y norte que sopla desde el domingo, está afectando especialmente a los límites sur y este del Aran y las crestas y cumbres más altas de todos los sectores. Este viento está transportando y distribuyendo la nieve reciente, formando cada día nuevas placas sensibles al desencadenamiento accidental. En los últimos días nos han reportado numerosas placas de viento accidentales, pero de tamaño pequeño mayoritariamente.

 

Por lo tanto, estos días tenemos un problema principal vigente y otro problema potencial que tenemos que mantener la vigilancia:

– Las placas de viento: la nieve venteada es peligrosa y no es tan guay de esquiar. Así que evitamos en la medida de lo posible la nieve venteada y mantengámonos en laderas protegidas del viento, donde se encuentra la nieve polvo que tanto nos gusta esquiar!

 

Capas débiles persistentes: toda la nieve polvo que está evolucionando a cristales de tipo de facetas es potencialmente muy peligrosa si queda enterrada. Esto puede pasar por una nueva acumulación de nieve venteada o por una nevada. Sea lo que sea, nueva carga encima de este tipo de nieve nos debe poner el chip de atención y prudencia!

 

Los predictores del Centro de Lauegi lo iremos seguiendo y explicando por medio de los boletines, los perfiles de nieve, los posts en las redes y nuevas entradas de Blog.

Mientras tanto, en vuestras salidas, 1) planificar bien; 2) mantenerse en la nieve polvo; 3) evitar las placas de viento; y 4) no confiarse!

2021-01-13T11:48:42+00:00 13/01/2021|