Charlas en directo sobre el Triángulo de Aludes

//Charlas en directo sobre el Triángulo de Aludes

Charlas en directo sobre el Triángulo de Aludes

Desde el inicio del confinamiento debido a la pandemia del Covid-19, la FEEC (Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya) a través de su cuenta de Instagram y con el lema #sentlamuntanyadesdecasa ha iniciado una serie de sesiones de montaña desde de casa en directo.

El equipo del Centre de Lauegi del Conselh Generau d’Aran estamos participando con un ciclo de 3 charlas que hablan sobre los tres lados del imprescindible Triángulo de Aludes: Terreno, Condiciones y Grupo.

Terreno

El lunes 6 de abril el Jordi introdujo la clasificación del terreno de aludes mediante la cartografía ATES (Avalanche Terrain Exposure Scale). La zonificación del terreno en tres clases – Simple, Exigente, Complejo – permite conocer e identificar la exposición y severidad del terreno respecto los aludes en la fase de la planificación de la salida, es decir, a la hora de preparar la ruta o itinerarios posibles antes de salir y comenzar la actividad. Esta es una información muy valiosa para escoger el terreno más adecuado en función de las condiciones de peligro de aludes que anuncia el Boletín de Peligro de Aludes vigente. La herramienta del Evaluador – Planificador de Ruta nos ayuda justamente a cruzar ambas informaciones y obtener unas recomendaciones para la toma de decisión objetiva. La cartografía ATES de la Val d’Aran es disponible para todo el territorio aranés, proyecto que iniciamos en 2011 con un primer sector piloto y que finalizamos en 2018.

De esta charla remarcar que el ATES es una herramienta de planificación y no de navegación. Si elegimos el tipo de terreno adecuado a las condiciones de aludes estaremos evitando la exposición a los peligros principales. Ya sobre el terreno, para conseguir una traza segura, debemos fijarnos en las características del terreno, las condiciones de la nieve e indicios de peligro ladera a ladera. Estamos por lo tanto en otra escala de resolución y de toma de decisiones.

Por si os la perdisteis o deseáis volver a ver la charla de Jordi, aquí encontraréis el vídeo!

Condiciones

El martes 14 de abril Montse explicó Cómo Interpretar el Boletín de Peligro de Aludes (BPA). El BPA informa sobre el grado de peligro y los problemas de aludes para una región pero no para ninguna ladera en concreto. En esta charla, presentamos el EAWS (European Avalanche Warning Services) como el organismo que de manera conjunta y consensuada armoniza mediante estándares y recomendaciones, las predicciones del peligro de aludes y los boletines europeos. La pirámide de información da una estructura uniforme a los boletines. La escala europea de peligro de aludes define los 5 grados de peligro en función de la estabilidad de la nieve, la probabilidad y el tamaño de los aludes. Los problemas de aludes son la nueva manera de describir y comunicar los peligros por aludes: para cada problema hay una táctica de gestión. Finalmente, en una pequeña práctica, leímos conjuntamente un BPA de la temporada y simulamos la preparación de una salida con esquís de montaña hacia el Tuc de Beret, haciendo un repaso también del ATES.

Durante la charla quedaron dos preguntas pendientes que no quiero dejar pasar por alto y aprovecho para contestarlas aquí para que todos puedan saber la respuesta.

Cuando hablábamos sobre el incremento exponencial que representa la escala de peligro de aludes, en @nar2x3 pidió: ¿Cómo podemos saber en un día de grado de peligro 3 (notable), si éste es “pequeño”, es decir, más cerca del 2 (limitado) o “grande”, es decir, más cerca del 4-fuerte?

El boletín, de manera más directa o indirecta, lo suele indicar. En el caso de nuestro boletín en el que representamos una roseta de peligro para cotas y orientaciones, si esta se encuentra toda de color naranja, plausiblemente es un escenario de 3 grande; en cambio, si sólo presenta 2 o 3 sectores pintados de naranja, se trata de un 3 más acotado. A menudo también lo explicamos en el texto de la frase inicial. De modo más indirecto, en la descripción de los problemas: si su distribución (orientación y cotas), probabilidad y tamaño es mayor respecto el boletín del día anterior pero el grado de peligro no ha cambiado, es que de alguna manera el 3 “ha crecido” pero todavía no lo suficiente para alcanzar el grado 4 (fuerte).

Esta pregunta lleva a la siguiente reflexión sobre la escala de peligro: debemos comprender que cada uno de los 5 grados de peligro es un estado representativo de la combinación de las variables distribución, probabilidad y tamaño de los peligros pronosticados para una región, por lo tanto no es un valor medible ni calculable. Este es en buena medida la gracia y el reto de la predicción de aludes y que afortunadamente todavía no hay máquinas ni modelos matemáticos (sí algunos intentos …) que puedan hacer el mismo trabajo de los predictores de aludes.

Más adelante, al tratar los problemas de aludes, el  @pere.salvador113 pidió: ¿las capas débiles persistentes (CFP) cuanto más cerca de la superficie se encuentran, hay que pensar que son más reactivas? O la reactividad de las CFP no está directamente relacionada con su profundidad?

¡Es una pregunta bastante técnica y compleja de contestar! Pero en general, para el desencadenamiento accidental, si la capa débil es más superficial, ésta es más propensa a ser activada por la sobrecarga de la persona. En el análisis de placas accidentales se ha visto que la placa necesita de un espesor mínimo de unos 20 cm y hasta cerca de 1 m. Más profundas son más difíciles de activar. Pero … claro, la variabilidad espacial del manto de nieve hace que a menudo haya zonas de manto más delgado donde la placa es más superficial y por lo tanto más favorable el desencadenamiento. A la vez, también tener presente que hay otras variables en juego, como las características de la placa, el tipo de sobrecarga, etc. Para el caso de CFP profundas específicamente: una cosa es que cuesta iniciar la fractura porque son profundas, pero si “se acierta” el punto de desencadenamiento, la propagación puede ser muy grande y por lo tanto las consecuencias!

El Centre de Lauegi emite el BPA diariamente a las 8 de la mañana durante la temporada de invierno, desde que hay suficiente nieve para esquiar y por lo tanto dar lugar a aludes. Antes de salir todo el grupo debe haber leído el BPA, conocer el grado de peligro y los problemas de aludes vigentes. Como reflexión final, comentar que el BPA puede ser erróneo por algún motivo o no siempre ser representativo de un sector determinado. Por lo tanto, una vez sobre el terreno hay que mantener siempre la actitud de observar y comunicar los posibles indicios de peligro y signos de alarma para ir verificando o re-evaluando la información del BPA.

Aquí se accede de manera permanente en el vídeo de la charla de Montse!

Grupo

Para cerrar el ciclo de charlas, el próximo martes 21 de abril, Ivan tratará sobre aspectos de grupo y buenos hábitos en terreno de aludes. Tras su charla haremos una actualización de este post resumiendo su charla y el enlace al vídeo.

Agradecemos a la FEEC la invitación de participar en estas sesiones de montaña desde casa para aprovechar estos días de confinamiento,  aprender nuevos conocimientos, ampliar nuestras habilidades y mantenernos activos física y mentalmente.

 

Equipo del Centre de Lauegi del Conselh Generau d’Aran

2020-04-17T08:26:57+00:00 17/04/2020|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies