Situación de inestabilidad

Si seguís nuestros boletines, ayer debisteis de notar que hicimos el cambio a Notable 3, después de muchos días moviéndonos dentro del peligro Moderado 2. Aunque la nieve acumulada las 48 horas anteriores no era mucha, unos 20-25 cm, diversos factores meteorológicos se aliaron para dar lugar a una estructura de la nieve bastante inestable en un determinado tipo de vertientes, que ayer durante algunas horas resultó crítica.

Evolución de la meteorología

La primera quincena de marzo fue extremadamente cálida, con algunos días de máximas a 2000 m cercanas a los 10º y mínimas en esta cota positivas o sólo ligeramente negativas. Se perdió cerca de un metro de nieve, en un ritmo de fusión propio de últimos de abril. El calor y la insolación dejaron todo el espesor del manto en fusión, hasta las cumbres en las solanas y en cotas bajas umbrías, donde además humedeció superficialmente la nieve hasta los 2400 m. Este episodio cálido y seco termina el pasado sábado 22 con la llegada de aire más húmedo, pero inicialmente todavía cálido. Se producen las primeras precipitaciones en forma de chubascos a lo largo del día, con cota sobre los 2000 m, hasta que por la noche entra el viento del noroeste, la temperatura cae y las precipitaciones se hacen continuas. Se acumulan unos 10-15 cm hasta el domingo por la mañana, pero a lo largo del día continúa nevando y el noroeste sopla entre moderado y fuerte, de manera que el lunes nos encontramos con 10-15 cm más de nieve. La previsión para el lunes es de cielo sereno y temperaturas en marcado ascenso, un interludio entre los diferentes frentes que nos afectan esta semana.

Evolución de la nieve

Que habrá pasado con la nieve? Concentrándonos en vertientes sur y este, la base previa a la nevada estaba formada por nieve húmeda sin rehielo. La nieve nueva, sobre todo el domingo, era muy fría y muy ligera, por lo que había un gran contraste térmico en el contacto entre dos nieves (de hecho, un elevado gradiente térmico, para los que conozcáis el término). Esta diferencia de temperaturas se mantuvo algunas horas, mientras la nieve vieja iba rehelándose. Como sabréis los que hayáis hecho algún curso con nosotros, esto conduce a la formación de “nieve azúcar”, unos cristales angulosos, grandes y con muy poca cohesión que encontramos bajo las placas desencadenadas accidentalmente en casi el 50% de los casos en el Pirineo de Catalunya. Tenemos pues formada una buena superficie de deslizamiento (la costra) y una buena capa débil (la nieve azúcar o facetas). La placa la construirá el viento, que a pesar de no disponer de mucha nieve transportable (sólo 20-25 cm), sopla con velocidades idóneas para mover nieve y acumularla los sotaventos. Finalmente, la subida de temperaturas de ayer carga la nieve de estrés, al acelerar la reptación de la nieve nueva sobre la costra inmóvil.

Ya sólo nos falta un ingrediente: el desencadenante. Ayer con Montse desencadenamos dos placas en la zona de Salana, y un grupo hizo caer dos más en el Parros. En la estación los pisteros nos decían que algunas placas caían antes de estallar la dinamita, sólo con el peso de la carga… A continuación tenéis algunas imágenes de una placa de tamaño entre purga y pequeña que hicimos desencadenar desde un lugar con poca pendiente a unos 5 metros de distancia de la cicatriz. El corte tenía unos 15 m de ancho y 20-30 de espesor, y se trataba de una ladera suroeste a unos 2.400 m de altura.

Punto desde donde se desencadenó el alud. Se observa una grieta que propaga desde mis esquís y hasta la cicatriz.

Detalle de las grietas que propagan. Oímos un claro wumpf en el momento del desencadenamiento, aparecieron estas fisuras y unos 5 m más abajo se abrió la cicatriz.

Trayecto de la avalancha. En la parte baja se observa cómo se desencadena una segunda placa, lo que se llama un desencadenamiento por simpatía.

Perfil superficial hecho en el punto de desencadenamiento. La línea roja indica el plano de deslizamiento de la avalancha. En la capa débil predominan las facetas  (nieve azúcar) y se observa también graupel (nieve granulada “porexpan”), correspondiente a los chubascos del inicio de la nevada. Obsérvese que los tests caen al aislarlos (CT) o al primer golpe (ECTP).

 

¿Y ahora qué?

Después del pico de inestabilidad de ayer la situación sigue evolucionando y complicándose. En cotas bajas y medias de las solanas pensamos que las facetas pueden haber ganado fuerza cohesión, pero se están formando nuevas placas cada vez más gruesas y extensas, que pueden desencadenarse por encima de la costra o por niveles no persistentes (formados durante la nevada). En cotas altas y en las umbrías hasta medias, los próximos días podemos encontrarnos con cantidades importantes de nieve nueva, y con la posibilidad de que entre ésta y la costra haya niveles muy débiles de nieve granulada y nieve azúcar. Ahora Montse y Jordi salen a seguir la situación, os iremos contando en próximos boletines.

2014-04-07T11:04:26+00:00 25/03/2014|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies