20170117 Saumet
IMG_0278

Hoy hemos aprovechado el primer día de tregua después de la tormenta de nieve, con una temperatura gélida y mucho viento, para mantener el seguimiento de la capa débil persistente de facetas enterrada desde el 10 de enero. Hemos vuelto a subir por la cara norte del Tuc de Saumet, pero ahí, el viento se ha llevado mucha nieve, dejando al descubierto la superficie dura y vieja previa a la nevada. Hemos cruzado al lado sur de la montaña, buscando una ladera umbría y protegida del viento, donde ha podido persistir esta nieve azúcar. Aquí tenéis el perfil. En este lugar, toda la nieve nueva está bastante densificada, tanto por la temperatura suave de ayer como por el trabajo del viento. La capa de nieve azúcar, a 55 cm de profundidad, muestra capacidad de iniciación, pero le cuesta propagar la fractura. Los sitios donde todavía quede esta capa débil persistente enterrada, con nuestra evaluación de hoy, debido al poder de erosión del viento, son cada vez más discontinuos e aislados. Aunque también hemos apreciado varias placas que han caído de forma natural durante la tormenta en caras norte y umbrías, y de tamaño considerable. Esto nos indica que en laderas similares, donde no veamos que aflora la costra marrón en superficie, son potencialmente inestables.