Orri

Los servicios de aludes acostumbramos a dar mucha información sobre las condiciones y en cambio a dejar un poco de lado el terreno, confiandolo a guias y webs. Si embargo este es un aspecto fundamental de la gestión del peligro de aludes. Es además un factor fijo, de forma que desarrollando una vez la información esta resulta útil para siempre.

Los mapas de zonas de aludes publicados hasta ahora no son útiles a los montañeros, puesto que incluyen las zonas afectadas por avalanchas en todas las posibles situaciones, sin discriminar su frecuencia y magnitud.

A raiz de un grave accidente ocurrido en Roger’s Pass, Parks Canada crea la Escala de Clasificación del Terreno Avalanchoso (Avalanche Terrain Exposure Scale, ATES), con el fin de ayudar a los montañeros a evaluar la severidad del terreno en sus salidas. La escala permite evaluar la exposición a las avalanchas de un itinerario o de una zona con tres clases de terreno – simple, desafiante o complejo – que describen la exposición a los posibles peligros de aludes.

 

Classe 1 – Simple

Exposición a pendientes poco empinadas y terreno forestal. Algunos claros en el bosque pueden implicar zonas de llegada de aludes poco frecuentes. Muchas opciones para reducir o eliminar la exposición.

 

Classe 2 – Desafiante
Exposición a zonas de trayecto de aludes bien definidos, a zonas de salida o trampas. Hay opciones para reducir o eliminar la exposición escogiendo las rutas con cuidado.

 

Classe 3 – Complejo
Exposición a zonas de trayecto de aludes múltiples y superpuestas o grandes extensiones de terreno abierto y pendiente. Zonas de inicio de aludes múltiples y con trampas abajo. Mínimas opciones de reducir la exposición.