La costra saharaui

En pleno ambiente primaveral, pero con la perspectiva del retorno del invierno justo a las puertas de la primavera astronómica, explicamos en esta entrada al Blog la formación y la relevancia en cuanto a la estabilidad de la nieve de la costra saharaui, que tanto hemos mencionado en los boletines y perfiles de nieve.

Porque la llamamos costra saharaui?

Debemos rebobinar un mes atrás: el lunes 17 de febrero se despierta un día radiante, con 15 cm de nieve reciente, y un nuevo ingrediente: el viento de sur, que sopla moderado, y redistribuye la nieve nueva muy eficazmente formando nuevas acumulaciones y dunas. A partir de la tarde y sobre todo durante la noche, este viento llega cargado de polvo transportado desde el desierto del Sahara. Este polvo se deposita en la superficie de la nieve formando una capa de color marrón. Esta intrusión de polvo afecta a todo el Pirineo y también llega hasta los Alpes!

Viento de sur y entrada de polvo, 17/02/2014

Salida del modelo de predicción de las intrusiones de polvo para el lunes 17 de febrero a las 18:00 UTC

El martes 18 de febrero, la superficie de la nieve ya no es típicamente blanca inmaculada, si no que es marrón y en las zonas venteadas forma bandas (dunas) de color marrón. Durante la semana el tiempo se mantiene bastante estable con temperaturas cada día más altas. Jueves 20 las temperaturas tocan techo, la fusión transforma la nieve en todas las orientaciones hasta cotas muy altas. Viernes 21 hay un cambio de tiempo, cruza un frente frío muy rápido que hace caer las temperaturas, rehiela la superficie de la nieve y deja 5 cm de nieve nueva. Es aquí cuando se forma y se entierra la costra saharaui .

Superficie sucia de polvo sahariano en Conangles, 19/02/2014

Actividad de aludes por la costra saharaui

Del 22 hasta el 27 de febrero, la meteo es estable, sin precipitaciones, algunas nubes, temperaturas frescas, sobre todo nocturnas, y el viento bastante calmado. En solanas, la nieve reciente marcha rápidamente dejando la costra saharaui de nuevo a la superficie, mientras que en umbrías la nieve reciente sobre la costra evoluciona a polvo reciclado ( pierde cohesión y se forman cristales con caras planas). Esto también ocurre con la nieve justo debajo de la costra, formando una capa de unos 10 cm de facetas sin cohesión.

El 28 de febrero, se produce la primera de las dos nevadas importantes: 50 cm en 24 h, con viento del noroeste soplando moderado y fuerte, y caída de las temperaturas. El 1 de marzo, todavía con los últimos copos de nieve, emitimos el boletín de peligro de aludes con el grado de 4 – FUERTE. Este día se producen numerosos desencadenamientos accidentales que afortunadamente no dan lugar a consecuencias más graves que algunos esquís o bastones perdidos. Aprovechando una corta ventana de visibilidad y sin viento, nosotros hacemos una campaña de desencadenamiento artificial en la carretera del Port de la Bonaigua cerrada durante la nevada, para mitigar el peligro de aludes y acelerar la reapertura. La mayoría de los tiros resultan muy positivos: provocamos avalanchas destructivas que llegan y atraviesan la carretera en distintos puntos. La singularidad de los tiros es que las avalanchas provocadas alcanzan propagaciones muy anchas, implicando toda la nieve de la nevada hasta la costra saharaui. El 2 de marzo, es el primer día de sol. Emitimos el boletín de peligro de aludes con un grado 3- MARCADO pero indicando que las acumulaciones de nieve venteada todavía se encuentran muy delicadas. Se producen nuevos desencadenamientos accidentales. Las operaciones de control en la estación de esquí también reportan resultados positivos. Al mediodía se desencadena de forma natural una placa de tamaño 3 (que podría enterrar un coche ) en la vertiente sur del Tuc de la Llança, con una cicatriz que alcanza los 800 metros de anchura. La costra saharaui aflora en el plano de deslizamiento de la placa.

Placa accidental D1 , 01/03/2014

Desencadenamiento artificial en Cap del Port , 01/01/2014

Placa natural en el circo sur de la Llança, 02/03/2014

La tregua de buen tiempo es corta, pues el lunes 3 de marzo vuelve a entrar aire atlántico muy húmedo. Hasta el miércoles 5 de marzo por la tarde se acumulan 100 cm de nieve nueva, con viento del noroeste y norte soplando fuerte y muy fuerte. La mañana del miércoles nos reportan numerosos desencadenantes accidentales, con algunas personas arrastradas, pero implicando únicamente la nieve de la última nevada. Al final de la nevada, la cota de nieve sube hasta los 1800 m, y la isocero hasta los 2200 m. Esto da lugar a un ciclo de aludes de nieve reciente húmeda en todas las orientaciones hasta cotas medias : estas son aludes de plac , que implican toda la nieve por encima de la costra saharaui . Durante la noche serena y las temperaturas caen. El 6 de marzo es el primer día anticiclónico y radiante, con recuperación de las temperaturas. Hacemos una nueva campaña de tiro artificial en el Port de la Bonaigua: los resultados vuelven a ser positivos, y las avalanchas provocadas vuelven a implicar a toda la nieve hasta la costra saharaui. En la estación de esquí también obtienen resultados positivos, provocando placas de las mismas características. Durante la mañana, coincidiendo con la subida de la temperatura y el efecto de la insolación, caen espontáneamente numerosas placas, de nuevo con las mismas características : propagaciones importantes , dimensiones destructivas e implicando toda la nieve de las últimas dos tormentas, dejando la costra saharui a la vista. A partir del viernes 7, se minimiza la actividad de aludes naturales con estas características.

Placa natural en la ladera este del Malh de Fishabarrat, Val deth Nere (Foto: Txordi Ricart)

Placa natural en la ladera norte del Pic de la Tallada (Foto: Javi Barro)

Alud de fusión en la canal sur del Tuc del Port de Vielha (Foto: Bata)

Placas naturales en la ladera umbría de Varradòs (Foto: Sergi Gasa)

Placas naturales en laderas sur cerca de Montgarri

Placas naturales en la ladera sur de la Pasada deth Nebot , bajo el Tuc de Sarrahèra

Desencadenamiento artificial en el Cap del Port.

Desencadenamiento artificial en la estación de esquí.

Porque la costra saharaui es una capa especialmente problemática ?

En los perfiles de la Magic Mt. (02/25/2014), Tuc de la Lhança (03/03/2014) y Pasada deth Nebot (07/03/2014), y Tuc de Saboredo (03/12/2014) (ver Galería de Perfiles) hemos explicado con detalle la estructura del manto, con la costra saharaui como máxima protagonista.

Las capas de nieve adyacentes a la costra sucia de polvo, sometidas a un fuerte gradiente de temperatura (la costra actúa como un nivel impermeable que no deja circular el vapor de agua) se han facetado: los cristales de nieve se han convertido en granos con caras planas de baja cohesión.

Pero por qué la actividad de aludes ha sido más importante en laderas soleadas respecto a las umbrías? Hay que analizar con detalle el momento en que se entierra definitivamente la costra sahariana, con la nevada el 28/02. En laderas soleadas, la acumulación de nieve nueva se ha producido con un contraste de temperatura más fuerte: la superficie previa de la nieve, sucia de polvo, se encontraba relativamente más cálida respecto la nieve nueva, mucho más fría. Esto es lo que llamamos efecto de “frío sobre caliente”, y que da lugar a la formación de un nivel débil muy incohesivo de facetas de tamaño grande y angulosas durante la nevada. Justamente, la presencia de polvo en la superficie, ha potenciado la concentración de calor y por tanto el contraste de temperatura. En umbrías este efecto fue menos importante: pues la costra ya se encontraba enterrada por 5-10 cm y la superficie previa a la nevada era fría e incohesiva. En solanas estas facetas persistieron activas causando la actividad de aludes tan relevante después de las nevadas, mientras que en umbrías estas facetas con la costra y la nieve nueva se consolidaron con relativa rapidez. Finalmente, las anchas propagaciones y las dimensiones destructivas de las avalanchas se ha conseguido justamente por el hecho de que el plano de deslizamiento es una costra continua en el manto, que facilita la propagación de la energía en el momento del desencadenamiento.

Afortunadamente, durante la primera semana del anticiclón (del 10 al 16 /03 ) la actividad de aludes por la costra saharaui se ha quedado dormida. Sin embargo, mantenemos la vigilancia, pues durante esta segunda semana de anticiclón estamos volviendo a observar una reactivación de la actividad de aludes, especialmente en laderas soleadas: el agua de fusión percola en el manto y se acumula hasta la costra saharaui, donde las facetas se han convertido en cristales de fusión muy débiles y el conjunto vuelve a funcionar como una capa de deslizamiento muy efectiva. Este proceso también está causando problemas en los Alpes: tenemos constancia de un accidente mortal por alud de placa húmeda en una ladera este a la región de Arlberg, Tirol, Austria . Por otra parte, en laderas sombrías las sucesivas noches frías y serenas han degradado la costra, pero se conservan un conjunto de niveles facetados, de cierta cohesión, que en una situación de primavera más avanzada, con lluvia, podrían volver a dar nuevos problemas.

Placas naturales en una ladera soleada cerca de la Llança.

Placa natural cerca de la brecha de Tumeneja

Placa Tirol

Placa accidental en Griesskopf, Arlberg, Tirol. Ver el Blog de LWD Tirol.

Agradecemos la aportación de fotos de nuestros observadores colaboradores habituales, y de Eloi Cordomí del Temps de TV3 por el enlace de las entradas de polvo en suspensión.

Montse Bacardit

2014-03-19T16:36:36+00:00 19/03/2014|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies