Escala de clasificación del tamaño de los aludes

/, Noticias de nieve, Noticias destacadas Slider/Escala de clasificación del tamaño de los aludes

 

Hace unos días publicó en la web un nuevo apartado en la sección de grupo donde explicamos cómo se clasifican los aludes en función de su tamaño. Esta información también está disponible en el boletín en forma de ayuda, haciendo clic en la palabra “Tamaño” que hay sobre el icono correspondiente en cada situación descrita en el boletín. Pensamos que esta publicación ha pasado desapercibida, y quisiéramos explicar un poco mejor la importancia y el porqué de esta clasificación.

Como se ve en esta imagen del Canadian Avalanche Center, el peligro de aludes depende, en definitiva, de dos parámetros. En la escala vertical tenemos la probabilidad de que se produzca una avalancha. De esta variable hablaremos más extensamente en otro post, la cuestión lo merece. En el eje horizontal se puede ver el tamaño de los aludes, el tema que ahora nos ocupa. Por ejemplo, si pensamos que son posibles (pero no probables) aludes de tamaño muy pequeño acabaremos poniendo un peligro 1, Débil . En el otro extremo, si nos parece probable que haya aludes extremas, que llegan al fondo de valle y pueden destruir bosques maduros pondremos un peligro 5. El tamaño es, por tanto, cerca del 50% del peligro de aludes: aquí sí que el tamaño importa!

mida-prob

Los servicios de alerta de avalanchas de Europa hace bien poco que nos hemos puesto de acuerdo en usar exactamente la misma escala de tamaños, y hemos decidido usar una basada en la que se emplea en América y Nueva Zelanda. Esta escala se denomina ” Escala de Tamaños Destructivos “, dado que el potencial destructivo es el principal parámetro en la clasificación. Si lo piensas un poco, verás que no es tan trivial como pueda parecer, esto de clasificar el tamaño de una avalancha. ¿Qué parámetro usar? Los más objetivos o bien no resultan útiles (como la longitud, que no aclara como de grande es una avalancha) o bien son muy difíciles de estimar (como el volumen o la masa de nieve involucrada) . El potencial destructivo, en cambio, nos resulta relativamente fácil de estimar y, sobre todo, es el parámetro que más nos interesa si hacemos una aproximación basada en el riesgo (la posibilidad de hacerse daño).

Hay que tener en cuenta que el potencial destructivo de una avalancha depende de bastantes factores diferentes, que hay que integrar para acabar dando un valor de tamaño. Los principales factores son:

– La masa de nieve involucrada: a partir de la nieve que vemos en el depósito, del grosor y la longitud de la cicatriz y de la nieve que la avalancha pueda haber incorporado en su trayecto.

– La velocidad del alud: las avalanchas con trayectos largos y de fuerte pendiente pueden desarrollar velocidades más altas, que las hacen por tanto más destructivas.

– La densidad de la nieve: las avalanchas de nieve más densa, que en general son las de nieve húmeda, pueden causar más daños por una misma velocidad y volumen de nieve que las de nieve seca.

– La sección de la zona de alud: zonas de trayecto más confinadas y canalizadas generan avalanchas con un potencial destructivo mayor.

El modo de valorar el potencial destructivo de una avalancha es imaginar un objeto en el punto de la avalancha donde le podría haber causado más daños, y decidir si el objeto hubiera sido destruido o no. Abajo en la escala verás que los posibles objetos van desde personas hasta pueblos enteros.

Vale la pena destacar que la escala originalmente no asignaba nombres a las medidas, lo dejaba con valores numéricos del 1 al 5. Posteriormente en Europa se añadieron nombres que pretenden describir las avalanchas, pero quizás no lo hacen mucho. Mira las fotos, y piensa si llamarías “pequeñas” a las avalanchas de tamaño 2 o “medianas” a las de tamaño 3. Palabras como éstas (pequeña y mediana) se refieren por comparación a la experiencia del receptor del mensaje, y son por tanto relativas. Ten en cuenta también que esta escala debe dar cabida a todas las avalanchas posibles en cualquier cordillera, y que por tanto en el Pirineo seguramente no puedan producirse aludes de tamaño 5.

NOMBRE

POTENCIAL DESTRUCTIVO

CLASIFICACIÓN DE LA ZONA DE LLEGADA

1

PURGA

Peligro de enterramiento mínimo (peligro de caída)

El movimiento de nieve se detiene típicamente a media ladera

2

PEQUEÑA

Puede enterrar, herir o matar una persona.

La avalancha se detiene típicamente al pie de la ladera

3

MEDIANA

Puede enterrar o destruir un coche, causar daños a un camión, destruir un edificio pequeño o romper una pequeña cantidad de árboles.

La avalancha puede atravesar zonas planas (considerablemente por debajo de 30º) en una distancia <50m

4

GRANDE

Puede enterrar y destruir un vagón de tren, un camión grande, diversos edificios o una parte de bosque.

La avalancha atravesar zonas planas (considerablemente por debajo de 30º) en una distancia >50m y puede llegar al fondo de valle.

5

MUY GRANDE

Puede modificar el paisaje. Posibilidad de daños desastrosos.

 

Llega al fondo del valle. Mayor avalancha conocida.

2014-01-13T14:36:30+00:00 13/01/2014|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies